Longyearbyen

Longyearbyen

Longyearbyen es el centro administrativo de las Islas Svalbard y el mayor asentamiento de población, y es que unas 2.400 personas de 50 nacionalidades diferentes residen en esta pequeña ciudad del archipiélago de soberanía Noruega. A pesar de reducido número de habitantes, Longyearbyen ofrece las mismas comodidades que cualquier otra ciudad de Noruega como restaurantes, cine, supermercado, incluso una universidad con más de 300 alumnos.

Si bien durante el siglo XX la principal actividad económica en Longyearbyen fueron las minas de carbón, actualmente la actividad económica se ha diversificado y el turismo y la investigación tienen mucho peso tanto en la economía de Longyearbyen como de todo el archipiélago Svalbard.

Longyearbyen es la ciudad más septentrional  del mundo, lo cual hace que las condiciones de vida en la zona no sean fáciles debido al clima polar extremo. La temperatura media es de -14 grados Celsius durante el invierno y  de unos +5 grados Celsius durante el verano.

El aeropuerto de Svalbard Longyear se sitúa a apenas 5 kilómetros de Longyearbyen, un autobús lanzadera conectado todos los hoteles de la ciudad con la terminal del aeropuerto por un precio de 70 coronas noruegas.

Historia de Longyearbyen

El empresario americano John Muroe Longyear, estableció la primera mina en 1906 y por ende cientos de trabajadores emigraron a la zona y los primeros edificios de viviendas fueron construidos, por aquel entonces al asentamiento se le denominó “Longyear City. En 1916, John Munroe Longyear vendió sus minas a la compañía noruega Store Norske Spitsbergen Kullkompami y se cambió el nombre al asentamiento que pasó a llamarse como en la actualidad Longyearbyen. Hasta 1989, Longyearbyen era un asentamiento exclusivo para los mineros, fue entonces cuando el gobierno noruego decidió abrir la ciudad y estableció el consejo municipal de Svalbard, que rige el archipiélago como cualquier otro municipio de Noruega.   

Datos curiosos sobre Longyearbyen

  • Los residentes de Longyearbyen viven cada año 4 meses de penumbra durante el invierno polar y 4 meses al año con 24 horas de luz durante el verano.
  • La tradición de dejar los zapatos a la entrada de las tiendas, oficinas, restaurantes o hoteles, viene de cuando los mineros dejaban sus botas a la entrada de los establecimientos para evitar ensuciar el interior con el polvo del carbón.
  • A diferencia de otras ciudades europeas, las calles no tienen nombre si no que están numeradas.
  • El campus de la universidad de Svalbard se inauguro en 2006 y en el se imparten disciplinas relacionadas con la geología y la física.
  • Según las estadísticas del gobierno noruego, los residentes viven una media de 7 años en Longyearbyen.
  • A escasos 4 kilómetros de Longyearbyen se sitúa el Banco Mundial de Semillas de Svalbard, un enorme bunker que alberga miles de semillas de plantas del mundo. Fue inaugurado en 2008 y es el mayor almacén de semillas del mundo.
Documental sobre el Banco Mundial de semillas de Svalbard.

1 thought on “Longyearbyen”

Leave a Comment